La Filosofia de Spinoza

por | Marzo 1, 2017

Spinoza, filósofo de la naturaleza y las pasiones humanas

Baruch Spinoza (1632-1677) fue un filósofo holandés. Spinoza, rechazando cualquier trascendencia divina, identifica a Dios y la naturaleza. La sabiduría es amor intelectual del verdadero Dios, inmanente a la real. Spinoza es considerado por los historiadores de la filosofía como un cartesiano, es decir, un seguidor de Descartes.

Spinoza y el método geométrico:

Ética (obra principal de Spinoza), se expone que es un tratado de geometría: a partir de las definiciones, axiomas y postulados, se sigue una serie ordenada de teoremas, demostraciones y corolarios.

Esta forma geométrica, lejos de lo no esencial, se manifiesta la voluntad del filósofo para proceder con rigor, como lo hacen los matemáticos.

– Spinoza está tratando de expresar, en la Ética, objetivamente, la esencia fundamental de todas las cosas.

– En cuanto a este título de Ética, no nos debe inducir a error. La ética no designa un cuerpo en el sentido propio del término, pero el conocimiento del verdadero Dios, inmanente en el mundo, la práctica de la ciencia que es.

Dios o la Naturaleza:

Lo que es ? Una substancia absolutamente infinita, somos únicos modos. El Dios de Spinoza, el tema de la ética, no tiene nada que ver con el de la religión judeocristiana, principio trascendente en el mundo.

– Nosotros hemos hecho expulsar a cualquier representación antropomórfica de lo divino.

– Dios, no es más que un ser absolutamente infinito que consta de infinitos atributos, una sustancia individual (sustancia designando lo que es en sí misma y concibe por sí).

Dios se identifica con esta sustancia. Esto significa que todos los bienes o de la naturaleza, entendida como la unidad de las cosas y el único ser al que se refieren las realidades: Deus sive Natura = Dios o la Naturaleza.

– Filósofos del Renacimiento, como Giordano Bruno, Spinoza habían probablemente golpeado por su representación de una naturaleza e infinito.

– Se trata de un diseño “panteísta”, que se encuentra en la Ética, sabía que al menos el término “panteísmo” una doctrina identificación de Dios y toda la realidad (el término “panteísmo” no es asignar a Spinoza ya que apareció a principios del siglo XIII).

En esta sustancia única de esta naturaleza ser uno con Dios, la mente humana capta sólo dos atributos, el rango y el pensamiento, el atributo que define a Spinoza como sigue: que la mente percibe una sustancia que constituye su esencia.

En esta perspectiva, a continuación, que representan objetos particulares en el mundo?

– ¿Cuáles son los cambios en la sustancia infinita es la naturaleza, en otras palabras los patrones, es decir, las condiciones de la sustancia.

– Así, cada criatura individual a aparecer como una forma de Dios, al igual que en otra cosa, a través del cual se ha diseñado.

Esta triple (sustancia-atributo-modo) nos permite captar el significado de los conceptos de la naturaleza y de la naturaleza afable naturing:

– Por la naturaleza natura Spinoza significaba Dios mismo, ya que es en sí mismo y diseñado por sí mismo, en cualquier productor real.

– Por la naturaleza afable, filósofo incluye todo lo que sigue en la naturaleza de Dios y de sus atributos, todo lo que es producido por la sustancia, ya que es en ella ya través de ella.

Tal sistema es estrictamente determinista: los infinitos atributos de Dios necesariamente se producen ciertos efectos. No hay nada determinado contingente en la naturaleza:

– La necesidad absoluta que Spinoza habla de la ética tiene este significado: todo está determinado por la naturaleza divina para producir un efecto.

– Contingencia, es decir, lo que no puede ser, solo representa un fracaso de nuestra comprensión, la falta de conocimiento real.

Spinoza y la naturaleza humana: el deseo y las pasiones

Dentro de esta doctrina, la manera de entender la esencia de la naturaleza humana? Hay en nosotros un elemento activo, conato de Spinoza bautizan:

– El conato es el esfuerzo por el cual cada cosa, en tanto que es en sí mismo, se esfuerza en perseverar en su ser.

– Ahora, cuando el conato se hace consciente de sí mismo, se llama deseo, que de este modo se identifica con el “apetito” acompañado de la conciencia misma.

– Conato y el deseo para que coincida con la afirmación dinámica de nuestro ser.

Pero los deseos humanos pueden ser modificados por la intervención de causas externas.

– Nos enfrentamos, de hecho, la acción de las fuerzas que están necesariamente relacionados, ya que son parte de la naturaleza.

– Así nacen las pasiones, que son modificaciones pasivos de nuestro ser.

Alegría y la tristeza son las dos pasiones fundamentales que se derivan otras pasiones: la alegría es la transición a una mayor perfección, la tristeza, el paso del hombre tiene una menor perfección.

Para Spinoza, la vida humana está marcada por la triste procesión de pasiones tristes (odio, la envidia …).

– Estas pasiones reducen al hombre a un estado de servidumbre, es decir, la pasividad.

– Aquí viene el papel de la filosofía es la de curar al hombre de su dolorosa pasión, lo convierten en dueño de sí mismo.

Spinoza, la virtud y la sabiduría:

Virtud, Spinoza, no tiene nada que ver con lo que se entiende comúnmente. Ser virtuoso es adquirir verdadero conocimiento de nuestras pasiones a través de ideas y conceptos apropiados.

Por lo que el justo es el que descubre el dinamismo que lo anima, lo que le permite recuperar el poder de conato.

– Para ser virtuoso es conocer el verdadero acceso a la plenitud de la existencia.

– La virtud y la vida son inseparables.

El hombre sabio es aquel que accede al conocimiento verdadero y que lo gestiona en la plenitud.

Spinoza y la política:

El sabio vive bajo el régimen de la razón. De esta manera, el ciudadano Spinoza también encontró el acuerdo y la unidad con los demás.

Por lo tanto, el estado debe ser diseñado de manera racional: sólo el Estado racional abre el camino a la libertad, de acuerdo con las leyes de la naturaleza humana, es decir, consciente de la naturaleza infinita.

Spinoza es un demócrata. La democracia se refiere a un sistema en el que nadie transfiere su derecho a otro y donde todos son iguales, una ciudad donde la libertad de opinión es absoluta. De esta manera surge el destino de los hombres libres, que viven bajo la derecha en una ciudad libre. Al acceder a cierto conocimiento, el hombre se convierte en un Dios para el hombre. la política Spinoza se fusiona con su ética y extremos.

Conclusión sobre la filosofía de Spinoza:

Baruch Spinoza es un sistema pensador, compleja y seco, lo que permite al hombre liberarse de sus ilusiones y aceptar su lugar en la naturaleza. Pero la filosofía de Spinoza no es solamente el intelectualismo, que tiene un componente práctico muy poderosa: la sabiduría se adquiere a través del conocimiento, la alegría se mantiene a través de investigación buenas pasiones. De esta manera el hombre puede perseverar en su ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *